Cómo limpiar un centro de planchado

Judith Durán
Judith Durán

Es común que en el momento en el que nuestro centro de planchado deja de emitir vapor, el pánico se apodere de nosotros y solemos pensar que puede estar averiado o que alguno de sus componentes ha dejado de funcionar.

Sin embargo, en la mayoría de los casos basta con una limpieza y desinfección profunda del mismo, pues la cal suele trabarse entre los componentes internos y bloquear el paso del agua y del vapor.

Por otro lado, es imprescindible que la suela de la plancha también se encuentre limpia ya que es el componente que está en contacto directo con las prendas y cuando esta se mancha puede llegar a arruinar las telas por completo.

Teniendo esto en cuenta, podemos notar la importancia de mantener la higiene en este equipo de uso cotidiano, por eso te enseñaremos cómo limpiar eficientemente cada uno de los componentes del centro de planchado desde su interior.

Presta atención a cada detalle y sácale el máximo provecho a tu plancha.

¿Cómo limpiar el centro de planchado con vinagre?

Uno de los aliados de la limpieza más antiguos es el vinagre y en este caso en particular está más que demostrada su efectividad pues no afecta el metal de la suela ni existe un riesgo de corrosión, además que diluye eficientemente la cal

Para limpiar tu centro de planchado con vinagre debes seguir los siguientes pasos:

  • Desconecta y espera a que la plancha se enfríe.
  • Desmonta la plancha de la base.
  • Con la ayuda de un hisopo o un mondadientes retira cuidadosamente cualquier obstrucción presente en los conductos de vapor.
  • Llena el depósito con dos partes iguales de agua y vinagre, puede ser de cualquier tipo que tengas en casa.
  • Agita la base del centro de planchado y deja actuar por unos minutos para que la cal se despegue completamente de las paredes del depósito.
  • Desecha la mezcla y enjuaga un par de veces hasta que no queden restos de cal.
  • Finalmente, humedece un paño con vinagre y frota la suela de la plancha para retirar las manchas.

¿Cómo limpiar el calderín del centro de planchado?

Antes que nada es importante saber que cada plancha cuenta con un procedimiento de limpieza específico sugerido por el fabricante y la mejor alternativa siempre será seguirlo al pie de la letra.

Por otra parte, los sistemas de limpieza más comunes para los centros de planchado son a través de varillas recolectoras o de depósitos separados, dentro de los cuales se almacena la cal acumulada para ser extraída con mayor facilidad.

Teniendo esto en cuenta encontramos dos alternativas de mantenimiento de calderín, como lo son:

Limpieza de calderín con varilla recolectora: esta es la alternativa más práctica, pues tan solo se trata de retirar la varilla y desechar los restos de cal acumulada. Lo mejor de todo es que la plancha indica el momento en el que se debe limpiar el depósito.

Limpieza de calderín con depósito de cal: un dato sumamente importante que debes considerar es que la plancha debe permanecer apagada al menos durante dos horas antes de iniciar con la limpieza de este filtro.

Esto se debe a que en su interior se acumula gran cantidad de vapor a presión y puede resultar muy peligroso abrirlo mientras se encuentra caliente.

Luego que esté totalmente frío, tan solo debes destaparlo e inclinar el centro de planchado hasta que salga la cal y enjuagar su interior con un poco de agua para retirar los residuos.

¿Cómo limpiar el depósito de un centro de planchado?

Cada centro de planchado incluye entre sus accesorios un depósito en el que almacenamos el agua para vaporizar cada prenda. Estos depósitos suelen ser extraíbles para facilitar su recarga

Como sabrás, este componente también requiere un mantenimiento periódico, pues de esa manera es posible alargar su vida útil y se logra un funcionamiento más eficiente.

Para limpiarlo, tan solo debes seguir estos sencillos pasos:

  • Desmonta el depósito.
  • Mezcla dos partes iguales de agua y vinagre hasta llenarlo.
  • Deja actuar la mezcla entre 15 y 20 minutos para que la cal se despegue completamente.
  • Enjuaga el depósito un par de veces con abundante agua e instálalo nuevamente.

 ¿Cómo limpiar de cal un centro de planchado?

Como bien sabemos, la cal es la principal enemiga de los centros de planchado pues tiende a obstruir los canales de vapor evitando que funcione correctamente. Esto además nos hace perder más tiempo del que deberíamos invertir al planchar.

Aunque limpiar cada residuo de cal puede parecer una tarea difícil, en esta sección te explicaremos cómo lograrlo en unos pocos minutos y con el más mínimo esfuerzo para que no vuelvas a ver esas molestas manchas de cal en tu ropa.

  • Una vez que el centro de planchado ha emitido una señal que indica que es momento de limpiarlo, debes apagar la plancha y esperar un par de horas hasta que esté totalmente fría.
  • Luego, desmonta el tanque de agua.
  • Retira la tapa o rosca del depósito. Estos en algunos casos incluyen una llave para brindar mayor seguridad, tan solo debes valerte de ella para abrirla fácilmente.
  • Una vez abierto, llena el depósito con 500 ml de agua.
  • Agita la base de la estación por 1 minuto.
  • Destapa nuevamente el depósito y desecha todo el contenido.
  • Enjuaga un par de veces o hasta que no queden residuos de cal.
  • Finalmente, sella el depósito y tu centro de planchado estará listo para usarse.

 ¿Cómo limpiar por dentro un centro de planchado?

Más allá del mantenimiento superficial de cada componente de tu centro de planchado, es importante mantener los conductos de vapor totalmente libres de obstrucciones y la mejor manera de lograrlo es haciendo una limpieza desde el interior.

Y si bien esta parece una tarea imposible de hacer en casa, existe un método sencillo e infalible que te contaremos a continuación para que dejes tu centro de planchado como recién salido de la tienda.

  • Una vez más, el primer paso es asegurarte que el equipo esté completamente frío para mayor seguridad.
  • Con la ayuda de un mondadientes, retira los restos de cal incrustados en los orificios de vapor de la suela.
  • Posteriormente, retira la tapa del depósito y llénalo con una mezcla de agua y vinagre, también puedes utilizar un descalcificador. En las tiendas puedes encontrar gran variedad de productos especiales para diluir la cal.
  • Conecta nuevamente el equipo y asegúrate de graduar la temperatura del vapor al máximo y el calor de la plancha al mínimo.
  • Una vez que esté caliente presiona constantemente el botón de vapor hasta que el vinagre o el limpiador haya desbloqueado por completo todos los orificios y el vapor salga de forma fluida. Esto puede tardar unos cuantos segundos, así que debes ser paciente.
  • Apaga, desconecta la plancha y espera nuevamente a que enfríe por completo.
  • Destapa el depósito y retira el líquido restante.
  • Enjuaga el interior del depósito con abundante agua.
  • Una vez que selles el depósito podrás utilizarlo nuevamente.

Para concluir este artículo, no dejes de leer esta serie de consejos adicionales que te ayudarán a mantener como nueva tu estación de planchado por más tiempo:

  • Un tip muy importante para que se ensucie con menos frecuencia, es utilizar agua destilada en vez del agua común del grifo, ya que esta contiene menos minerales y evita la concentración de cal dentro de la estación de planchado.
  • También puedes valerte de las funciones de lavado automático incluidas por el fabricante, si es el caso de tu estación de planchado basta con oprimir el botón de auto limpieza y esperar unos minutos hasta que termine el proceso.
  • Por otro lado, debes evitar a toda costa las esponjas de aluminio o cualquier líquido limpiador que no esté recomendado por el fabricante, pues la suela es algo delicada y puedes dañarla por completo.
  • A la hora de planchar, ten en cuenta el tipo de tela y la temperatura sugerida por el fabricante de la misma, de esta manera evitarás arruinarla o manchar la suela de la plancha.

Poniendo en práctica cada una de estos consejos y realizando el mantenimiento de forma periódica, aumentarás el rendimiento de tu plancha y tus prendas estarán impecables y listas en menos tiempo.