Cómo limpiar el papel pintado de las paredes y con qué frecuencia

Judith Durán
Judith Durán

Instalar papel pintado en las paredes de la vivienda es una de las mejores opciones que tenemos actualmente a nuestro alcance. Encontrarás inmensos catálogos con posibilidades para todos los gustos, con colores de lo más diferentes, estampados, dibujos e incluso con tonalidades lisas. Es precisamente lo que te permite ambientar cada estancia a tu gusto, a la medida que lo que tienes en mente para tu hogar.

Uno de los mejores atributos de este producto es que es muy resistente, económico y resulta sencillo de mantener. La practicidad que nos proporciona supera con creces otras opciones del mercado, posicionándose por encima de la usual pintura para las paredes. No por ello hay que descuidar la limpieza del material, pues es esencial para que se conserve tan bonito como el primer día. 

¿Quieres mantener tu papel pintado en perfecto estado en todo momento? Para ello debes saber cómo hacer una limpieza del producto y cada cuánto tiempo debes proceder a ello. Pese a que cada fabricante incluirá sus instrucciones particulares a las que debes atender, hay un sistema que suele servir para todos los casos. Aquí te vamos a mostrar cómo limpiar el papel pintado paso a paso y te explicaremos cada cuánto tiempo deberías hacerlo.

Cómo limpiar papel pintado

Limpiar el papel pintado permite conservar el material en buen estado y totalmente reluciente. La acumulación de polvo o residuos puede hacer que este pierda su color y su habitual apariencia, además, da un aspecto descuidado en la vivienda. Si te has molestado en acudir a un establecimiento especializado como Briconeo.es para obtener un producto de buena calidad, es una lástima que lo dejes deteriorarse.

Haciendo una limpieza adecuada también se puede aumentar su vida útil, por lo que no tendrás que preocuparte de renovarlo cada cierto tiempo. Pero, ¿cuál es la fórmula para mantenerlo en perfectas condiciones?, ¿como hacer una buena limpieza?

Pasos para limpiar el papel pintado

Paso 1

Lo primero que tendrás que hacer para limpiar el papel pintado es retirar el polvo que se ha acumulado en la superficie. Se trata de algo muy sencillo antes de meterse en materia, de hecho, para este proceso puedes aplicar directamente la aspiradora. Si no dispones de este electrodoméstico, también puedes retirarlo con un cepillo que sea suave y que no dañe el material.

Paso 2

A continuación debes hacerte con un jabón que sea neutro y una bayeta. Es importante que uses los productos adecuados, ya que los abrasivos, los que tienen mucha carga química o presentan lejía en sus fórmulas pueden estropear el papel. Con la bayeta, jabón y agua debes hacer movimientos suaves por la superficie para limpiar el papel pintado en profundidad.

Paso 3

Por último, debes procurar que la superficie no se quede con restos de jabón impresgnado. Para ello basta con tomar la misma bayeta que estabas usando y aclararla con un poco de agua limpia. Sin añadir nada más, vuelve a pasarla por la superficie.

¿Cuáles son los beneficios de limpiar el papel pintado?

Preocuparse por hacer este proceso de mantenimiento te ofrecerá una serie de beneficios importantes que debes tener en cuenta:

  • Rentabilizar tu inversión, pues el papel pintado durará mucho más tiempo.
  • Conseguirás que tu casa se vea más limpia y bonita.
  • Impides que se desgaste, que su color cambie y que tenga un aspecto poco estético.
  • Evitas que la suciedad se acumule y que después sea muy difícil o imposible de limpiar.
  • Haces que el color original sea siempre el que luzca en las paredes.
  • Pones en valor la decoración de tu vivienda.
  • La estancia es más agradable con las paredes limpias y bonitas.

Cada cuánto tiempo limpiar papel pintado

Una de las preguntas más habituales de los usuarios que tienen papel pintado en casa es cada cuánto tiempo se debe realizar el proceso de limpieza. Esto puede depender de cada caso, pero generalmente se recomienda hacer este mantenimiento unas seis veces al año.

La recomendación más común es hacer una limpieza cada dos o tres meses, de forma que el espacio de tiempo no sea muy extenso y el proceso se haga más sencillo. En este lapso de tiempo no habrá podido acumular polvo suficiente como para que nos resulte especialmente laborioso.

Obviamente, esto puede cambiar en situaciones excepcionales, para lo cual debes tratar a tus paredes como cualquier otro elemento de la casa. Con esto queremos decir que si, por ejemplo, haces una reforma en la habitación de alado que levanta mucho polvo, es conveniente que hagas una limpieza profunda extra igual que con el suelo, los muebles u otras partes de la estancia. Parece algo evidente, pero a veces olvidamos que el papel pintado sufre las mismas condiciones que el resto de la casa.

¿Se pueden limpiar todos los tipos de papel pintado?

Limpiar el papel pintado es clave para su conservación y va a mejorar la durabilidad del mismo. Sin embargo, no todos los papeles pintados son lavables, ¡cuidado con esto! Lo ideal es fijarse en las especificaciones antes de hacer la compra. En algunas habitaciones puedes apostar por un material con otras características, en cambio, en aquellas que son de mucho tránsito y en las que se hace vida diaria es mucho más aconsejable decantarse por un modelo lavable que nos facilite su buena conservación. Es algo que puedes ver fácilmente en las especificaciones del producto o que puedes preguntar en la tienda antes de hacer la compra final.